Rusia está “ejecutando soldados” que se niegan a seguir órdenes en Ucrania, dice la Casa Blanca

WASHINGTON: El presidente estadounidense, Joe Biden, habló el viernes con el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, instando a China a trabajar con Estados Unidos para gestionar su relación “responsablemente” y “abordar juntos los desafíos globales”.

Las dos principales potencias rivales, enfrascadas en una competencia dura pero asertiva, deben “gestionar sus relaciones de manera responsable y mantener abiertas las líneas de comunicación”, dijo Biden a su anfitrión, según un comunicado de prensa de la Casa Blanca.

“Insistió en que Estados Unidos y China deben trabajar juntos para abordar los desafíos globales”, añade el texto, en medio del conflicto de Oriente Medio entre Israel y Hamás y en Ucrania, donde se enfrenta Rusia.

El Ministro de Relaciones Exteriores de China está realizando una inusual visita a Washington, continuando un intenso viaje diplomático diseñado para ayudar a calmar la turbulenta relación y encontrar puntos en común.

Su reunión con el presidente Biden fue cuidadosamente coreografiada, alejada de la prensa.

Todavía tiene que reunirse por separado con el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan, después de haber sostenido ya una serie de conversaciones con el secretario de Estado Antony Blinken el jueves y viernes.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, informó sobre la reunión no anunciada previamente con Biden y no dio ninguna indicación de si Beijing había respondido positivamente a una invitación para que el presidente chino Xi Jinping visitara Estados Unidos.

Semejante visita es objeto de muchas especulaciones a medida que se acerca la cumbre del APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico), prevista para mediados de noviembre en San Francisco.

El presidente estadounidense ha expresado repetidamente su “esperanza” de una próxima reunión antes de fin de año, mientras que su último encuentro cara a cara se remonta a la cumbre del G20 en Bali en noviembre de 2022.

Aunque han reanudado el diálogo excepto entre sus respectivos ejércitos, persiste la desconfianza entre Estados Unidos y China, que compiten por influencia en la región de Asia y el Pacífico y más allá.

El jueves, Wang Yi pidió la “estabilización” de estos vínculos y dijo que las dos principales potencias económicas del mundo podrían ponerlos “en el camino del desarrollo sano, estable y sostenible”.

circunvalación

El presidente demócrata no lo oculta. Tiene la intención de involucrar a China en plena competencia “de acuerdo con las reglas internacionales” y defender los intereses estadounidenses en Asia.

Por ello, pide al Congreso un presupuesto de 7.400 millones de dólares para enfrentar a China militar y económicamente.

Estados Unidos también pone énfasis en fortalecer sus alianzas en Asia, con India, Japón, Corea del Sur, Australia, las Islas del Pacífico e incluso Vietnam.

Beijing ve esto como un deseo de “rodear” a China, lo que Washington niega.

Estados Unidos también está preocupado por las actividades de Pekín en el Mar de China Meridional y, por ejemplo, promete activar un acuerdo de defensa con Filipinas en caso de un ataque chino.

Barcos chinos chocaron con barcos filipinos cerca de un atolón en el Mar de China Meridional el lunes, dijo Manila.

Hay muchos puntos de fricción entre Beijing y Washington. La cuestión más delicada es Taiwán, que China reclama como parte de su territorio.

En un informe publicado el viernes, el International Crisis Group pidió a Pekín, Washington y Taipei que calmen la situación, incluso a riesgo de un enfrentamiento con consecuencias “catastróficas”.

“Es poco probable que China invada Taiwán en un futuro próximo, pero el riesgo de conflicto está aumentando”, escribe la autora Amanda Hsiao, para quien “el rumbo actual es peligroso”.

Las partes deben “redoblar sus esfuerzos” para preservar las condiciones marco que hasta ahora han impedido la escalada, afirmó. “En particular, Estados Unidos y China deberían tomar una serie de medidas mutuas de reducción de tensiones”.

Luis Aro

"Creador. Típico adicto a la televisión. Practicante de redes sociales amigable con los hipsters. Erudito de Internet. Emprendedor malvado".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *