juillan Hélène y Nadia, el primer tándem ciclista femenino en domar el Kilimanjaro

lo esencial
Con su amiga Nadia, la atleta extrema de Juillan en Hautes-Pyrénées se convirtió en el primer tándem ciclista femenino en domar al gigante de África. Una hazaña deportiva de 50 km de escalada y 5000 m de escalada en condiciones difíciles, unida a una aventura humana, con la financiación de varias bicicletas para jóvenes tanzanianas.

“¡Lo hicimos!” En la mañana de este viernes, Hélène Manche no oculta su alegría en el mensaje a sus padres. Ella en Juillan, en los Altos Pirineos, donde se crió esta intrépida deportista de 32 años, y ella en el techo de África, en la cima del Kilimanjaro, al que descenderá en bicicleta de montaña tras haber levantado a su mujer y casi 6000 metros de altitud en cinco días de ascensión. Una hazaña extraordinaria lograda con su amiga Nadia, convirtiendo a esta pareja extrema de Santiago de Chile en la primera pareja femenina en haber tenido éxito en una expedición ciclista de este tipo. De regreso a Chile, donde vive, Hélène Manche recuerda este logro deportivo y esta aventura humana.

Hélène, a pesar de las incertidumbres actuales, manejaste esta loca aventura. ¡Dinos!

Todo salió bien. Finalmente eliminamos todos los obstáculos. Después de un viaje de dos días desde Chile a Tanzania, iniciamos nuestra expedición el 20 de febrero para alcanzar la cumbre a 5892 m cinco días y cuatro campamentos después.

Los comienzos fueron complicados…

Sí. Estaba muy molesto con la comida local y estuve enfermo toda la primera noche. Solo dormí una hora. Yo estaba agotado. Nuestro equipo de doce, dirigido por dos mujeres, incluida nuestra líder de expedición, me ayudó a empacar mis maletas. Al día siguiente nos estropeó la lluvia y el granizo. Fue muy difícil mejorar al tercer día. Al final fue muy diferente a lo que esperaba, entre la vegetación hasta cotas muy altas (más de 4000m) y las pendientes algo suaves, salvo el final. Nos permitió empujar las bicicletas en una buena parte. El penúltimo día montamos las bicicletas por primera vez hasta 5200 m antes de descender de regreso al campamento. Despiértese a la 1 a. m. para subir locamente al cráter.

¿Y desde?

El cráter lleno de nieve, fue una emoción muy grande. Fue un gran momento. Incluso si yo estaba en un estado! Ambos estábamos exhaustos pero concentrados para conservar nuestras fuerzas. Pudimos ver el pico 200 m más alto. hemos estado allí Después de las fotos de arriba, los abrazos con nuestros guías, nos recuperamos bastante rápido para el descenso. Aprovechamos las buenas condiciones con nieve en el suelo pero buen tiempo y sin viento. Salvo los primeros hectómetros con piedras grandes, pudimos hacer todo el descenso en bicicleta. En caminos bien marcados y más fáciles que muchas rutas probadas en otros lugares. Tardamos menos de un día en llegar al fondo (50 km más y 5000 m más abajo).

¿Cómo te sentiste cuando realizaste esta actuación por primera vez?

Me tomé mi tiempo para reconocerlo. De hecho, el descenso fue demasiado rápido. Pero es un gran orgullo. Lo aprovechamos al máximo con Nadia, para quien fue su primera experiencia fuera de Sudamérica. llegamos a la cima juntos. Tuvimos muchos obstáculos, pero lo logramos. Dejamos mucho de lado, incluido mi trabajo, lo dimos todo. Queríamos demostrar que las mujeres pueden hacerlo.

Un logro deportivo y también una aventura humana…

Fue realmente una experiencia única, ya que luego hicimos un safari en bicicleta en paisajes locos con los Maasai. Antes de eso, pasó dos días con la ONG ABC, que recibió equipos de dos ruedas y una donación económica para comprar 15 bicicletas para que las niñas pudieran ir a la escuela. Fue genial compartir esos momentos con los jóvenes. Dejamos algo ahí, una señal positiva.

Y ahora ?

Estamos esperando la secuela. En una semana vuelvo al norte de Chile, a 6000m en bicicleta de montaña, luego un poco más tarde a esquiar. También daré conferencias. Hay mucho que vivir aquí en Santiago relacionado con la cultura de la montaña y el aspecto deportivo. Los proyectos pueden germinar. Pero por ahora lo sigo disfrutando…

Ángelita Mandes

"Futuro ídolo adolescente. Evangelista zombi. Amable adicto a la cultura pop. Exasperantemente humilde nerd televisivo. Pensador".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.