Presión fiscal en la OCDE: España ocupa el puesto 16 y Francia el 4 de 38 países

Eso es según el último informe Taxing Wages de la OCDE, que también muestra que la carga fiscal de España siguió aumentando entre 2020 y 2021.

Los trabajadores en España gastan el 39,3% de su salario en impuestos y cotizaciones a la seguridad social, cinco puntos más que la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Además, el porcentaje publicado por la OCDE en su informe salarios de impuestos reveló que el La presión fiscal española aumentó 0,28 puntos entre 2020 y 2021mientras que el promedio general cayó 0,06 puntos.

Cotizaciones muy altas a la seguridad social en España

En concreto, el IRPF supone el 11,3% de los salarios en España, frente al 13% de la media de la OCDE; cotizaciones a la seguridad social pagadas por el empleador componen el 23% (13,5 % de media en los países de la OCDE) y los pagados por empleados, 4,9% (8,2% para la OCDE).

Es decir, la carga fiscal tiene un mayor impacto en las empresas españolas. El hecho de que la fiscalidad en España esté por encima de la media de la OCDE se debe, por tanto, a las significativamente mayores cotizaciones a la seguridad social, que aumentarán un 0,6% en 2023 como parte de la reforma de las pensiones en España.

Según el Gobierno, España aún puede aumentar sus impuestos

La publicación de la OCDE también muestra que laEspaña ocupa el puesto 16 de 38 países que componen la organización. Esta situación contrasta con el discurso del Gobierno, que ha señalado reiteradamente que la tasa de recaudación de impuestos en España está por debajo de la media europea y que hay mucho margen para subidas de impuestos. Esta discrepancia se debe a que Muchos de los países con mayor carga fiscal son europeos. Bélgica, Alemania, Austria, Francia e incluso Italia tienen números muy altos. Entre los países que gravan menos el trabajo en la zona UE que España, se encuentran Dinamarca (con un 35,4%) y Noruega (36%).

Por el contrario, las economías con menor carga fiscal son Australia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Corea e incluso Reino Unido. Como resultado, el promedio para el área de la UE es significativamente más alto que el de la OCDE en su conjunto.

Se aplaza el libro blanco sobre la subida de impuestos

No obstante, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado en numerosas ocasiones que su punto de referencia es la media del euro. Para alcanzar este nivel, encargó a un grupo de expertos un libro blanco sobre la reforma fiscal. Sin embargo, este documento fue entregado poco menos de una semana después de la invasión rusa a Ucrania, que desencadenó la crisis que conocemos y obligó a la ministra a posponer esta reforma fiscal, que quería implementar para 2023.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero / Pool Moncloa

Según el informe de la OCDE, Bélgica es el campeón en todas las categorías, con el 52,6% del salario deducido por impuestos y contribuciones a la seguridad social. Los belgas también son los únicos que tienen que pagar una mayor proporción de su salario que sus ingresos netos al estado y la seguridad social.

Los países donde pagas más impuestos

Después de Bélgica, los países con mayor diferencia entre salario bruto y salario neto son Alemania con un 48,1% de retención, Austria (47,8%), Francia (47%)Italia (46,5 %), Eslovenia (43,6 %), Hungría (43,2 %), Finlandia (42,7 %), Suecia (42,6 %), Portugal (41,8 %), Eslovaquia (41,3 %), Letonia (40,5 %) y Luxemburgo ( 40,2%).

Y los que menos pagamos

En cambio, los países de la OCDE con menor presión en 2021 fueron Colombia (0%), Chile (7%), Nueva Zelanda (19,4%), México (19,6%), Suiza (22,8%), Corea del Sur (23,6%). . , Israel (24,2%), Australia (27,1%), Estados Unidos (28,4%) y Costa Rica (29,2%).

Augusto Bojorquez

"Amante de la cultura pop sutilmente encantador. Evangelista de Internet. Solucionador de problemas de por vida. Entusiasta de la cerveza".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.