Para la expresidenta Bachelet, la nueva constitución garantiza un contrato social diferente

Bachelet – ONU

La nueva constitución de Chile, actualmente en proceso de aprobación, debe lanzarse ya que ofrece un nuevo contrato social que va más allá de la carta anterior de la dictadura de Augusto Pinochet. Así lo afirmó la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y expresidenta de Chile, Michelle Bachelet. El borrador de la nueva constitución se encuentra en la fase final de revisión. La nueva Carta Magna tiene como objetivo abordar algunos de los problemas clave que ha enfrentado el país desde la dictadura, como los derechos a la vivienda, al agua, a la salud y una mayor representación de las comunidades indígenas. “Son temas muy importantes para resolver algunas de las dificultades y desafíos más importantes que enfrenta nuestro país: lograr que todas las regiones del país se sientan plenamente representadas, que los pueblos indígenas se sientan verdaderamente representados y mejores estándares en materia de derechos humanos”, dijo. Bachiller añadido.

La Asamblea Constituyente de Chile (Convención) se reúne desde el 16 de mayo para sellar el texto de la nueva carta orgánica, cuyo borrador fue aprobado en la noche del sábado 14 de mayo. La comisión de armonización debe comprobar la coherencia de todo el documento e informar de la posible existencia de normas contradictorias. Al mismo tiempo, se iniciará la redacción de las normas transitorias y del preámbulo. Una vez realizado este paso, el texto de 499 artículos estará finalmente listo para ser sometido al referéndum previsto para el 4 de septiembre. En caso de una victoria del “sí”, Chile tendrá una nueva constitución que marcará el final de la constitución de 1980 de la época de Augusto Pinochet. Sin embargo, esa no es una conclusión inevitable, considerando que las encuestas continúan dando un “no” a la victoria.

La conclusión del debate fue recibida con aplausos y celebraciones de todo el salón de clases. “Hoy alcanzamos una meta importante. Estamos tratando de anunciar oficialmente la conclusión del debate constitucional”, dijo la presidenta de la Convención, María Elisa Quintero, y pidió que se respeten “todos los plazos establecidos en el proceso”. La nueva carta consta de ocho secciones: Régimen político (100 artículos), Principios constitucionales (41), Forma de gobierno (96), Derechos fundamentales (58), Medio ambiente (43), Justicia (119), Sistema de conocimiento (41), Pueblos indígenas (1) .

El borrador de la nueva constitución comienza introduciendo el principio de “democracia igualitaria”, que también inspiró el establecimiento de la Asamblea Constituyente y el primer gobierno del presidente Gabriel Boric. “El Estado reconoce y promueve una sociedad en la que participen mujeres, hombres, diferencias de género y disidentes en condiciones de igualdad sustantiva, y reconoce que su representación efectiva en el conjunto del proceso democrático es principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y Ciudadanía”, dice el primer párrafo del artículo 2. Establece la obligación de contar con al menos un 50 por ciento de mujeres en “todos los órganos colegiados del Estado, los órganos constitucionales autónomos y los órganos superiores y directivos de la administración”, así como los directores de empresas públicas y paraestatales”.

Entre otras cosas, el texto asigna al banco central la tarea principal de controlar la evolución de los precios para “contribuir al bienestar de la población”. El artículo que abre el apartado establece que el organismo autónomo -“con personalidad jurídica y patrimonio propio”- será el encargado de “contribuir al bienestar de la población, controlar la estabilidad de precios y el normal pago de las cuotas internas y externas”. . . Esta es una disposición original en relación con el texto discutido hasta principios de mayo, que preveía una definición simple del banco como una entidad autónoma y establecía los procedimientos para auditar sus cuentas.

La Convención, elegida en mayo de 2021, comenzó en julio pasado a establecer las reglas de procedimiento y dividir las tareas entre las distintas comisiones temáticas. A partir de enero de 2022, comenzó a discutir los artículos de un texto que no altera el anterior sino que crea uno completamente nuevo gracias al principio de la “hoja en blanco”. La Asamblea Constituyente está compuesta sobre la base de la igualdad de género -una primicia en la historia de estas instituciones- y con una fuerte representación de las comunidades indígenas con 17 escaños. Casi un tercio son ciudadanos que no armaron su candidatura a través de un partido, sino representando a autoridades locales y “sensibilidades”. De los 155 votantes, 48 ​​son en realidad los llamados “Independientes”. Para asegurar la más amplia distribución posible del texto, tanto los artículos individuales como los reglamentos debían ser aprobados por un quórum de dos tercios de los que tenían derecho a voto.

Consulta también otras noticias Noticias Nova
Sigue siguiéndonos en los canales sociales de Nova News Facebook, Gorjeo, LinkedIn, instagram, telegrama

Esperanza Pardo

"Experto en café. Orgulloso fanático de los viajes. Pionero de las redes sociales. Ninja de la cultura pop. Fanático de los zombis. Experto en cerveza profesional".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.