en Palacio Presidencial, padre Nicolás Much quiere “acercar a las autoridades a los pobres”

Apenas instalado en la capilla del Palacio Presidencial de La Moneda en Chile, el padre Nicolás Viel movió las bancas y las dispuso en círculo. Sobre el altar extendió una aguayo, un mantel con motivos indígenas y una Virgen ecuatoriana en la entrada. Según el nuevo capellán católico, era necesario darle a esta fría capilla de mármol un tono un poco más fraternal.

Nicolás Viel, designado capellán por el gobierno de Gabriel Boric el pasado 24 de mayo, aterrizó en La Moneda llevado por la nueva generación de gobernantes de izquierda elegidos en Chile en diciembre de 2021, y llevando consigo la esperanza de la heredera de acabar con el neoliberalismo de una vez por todas. para todos.. la era Pinochet. Este sacerdote de 40 años estudió derecho con algunos de ellos en la Universidad de Chile: “La mayoría no son religiosos, el explica, pero compartimos una utopía común. »

Con personal de La Moneda

Un extraño destino que llevó a este sacerdote de clase trabajadora, fascinado por la espiritualidad de Madeleine Delbrêl y Charles de Foucauld, al corazón del poder chileno. Con botas de montaña y un grueso chaleco de lana, pasea por este palacio histórico que fue bombardeado durante el golpe de 1973 y señala entre risas las paredes: “Es el Anti-Foucauld, ¿no? » Pero el sacerdote encuentra una conexión en esto: “Estar en el palacio presidencial, en este ambiente infiel, es como vivir entre los tuareg en el desierto. » Compartir sin ganas de convertir a nadie “Vida y fe” Con el personal de La Moneda y atento a todos, Nicolás Viel espera dar vida a esa “fe de comunión” tan propia de la espiritualidad latinoamericana.

Él no buscará “construir” gobernantes, sino que buscará derribarlos: “Mi trabajo es acercar las autoridades a las bases, a los pobres”. explica con confianza “Dios está abajo” : “Mi papel como sacerdote aquí es bajar el poder. »

Las puertas de La Moneda se abren de par en par “Conéctalo a la realidad social”, El sacerdote de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María tiene como objetivo atraer a las poblaciones marginadas al palacio. Invitará a ferias comerciales a migrantes, personas con discapacidad y grupos de diversidad sexual.

sacerdocio a los 25

A la edad de 25 años, el abogado formado en teología de la liberación hizo del sacerdocio el centro de su vida. “Creer en un Dios que elige a los pobres, comunidad y cercanía a los pequeños”. En los barrios populares de la periferia de Buenos Aires, Argentina, donde pasó cinco años, se asombró al descubrir una iglesia “muy política”. » En la Diócesis de Merlo-Moreno, las comunidades cristianas están en contacto con las numerosas organizaciones de los distritos, desarrollan la pastoral social y dinamizan los comedores populares. El que había estudiado “Gran Teología” en España aprende que ser pastor es lo que es “Mover mesas, barrer habitaciones”en otras palabras, “Esté disponible para pequeños servicios. »

El compromiso allí impregna también la liturgia. Cuando Santiago Maldonado, un joven activista simpatizante de la causa mapuche, desapareció repentinamente en agosto de 2017, el obispo estaba celebrando una misa. Nicolás Viel, quien es el mismo responsable del trabajo juvenil, ve a los adolescentes de su barrio suicidarse, ser asesinados o morir en un accidente. Organiza un vía crucis, pasando por la casa de un joven difunto para cada estación. Durante su estancia en abril de 2019 será beatificado Enrique Angelelli, el obispo asesinado por la dictadura militar argentina en 1976.. “Fue como estar sumergido en toda la historia de América Latina, llena de belleza y martirio”, recuerda. Para él, espiritualidad y compromiso son inseparables: “La política necesita misticismo”cree Nicolás Mucho. “Si la fe es sólo política y social, muere; pero si es sólo mental, queda desencarnado, cojo. »

De ahí la idea de que las diferentes sensibilidades políticas entre los cristianos se beneficiarían si se hicieran explícitas: ” A veces tenemos la sensación de que nadie en la iglesia puede hablar de política. Yo pienso lo contrario: ¡expresémonos y seamos hermanos de los que piensan diferente! Algo más grande nos conecta. »

A través del colectivo Católicos por Boric, Nicolás Much apoyó públicamente al candidato presidencial: “El núcleo de nuestra fe es el proyecto del Reino, que se refiere a un mundo fraterno y a una sociedad justa, el justifica. Y esto no puede suceder sin dañar las estructuras sociales y políticas. »

——–

Su inspiración – “La iglesia popular en América Latina tiene rostro de mujer”

“Me formaron dos figuras de la Iglesia de los Pobres: Mariano Puga, sacerdote obrero torturado en el exilio, rostro de una Iglesia opuesta a la dictadura de Pinochet; y Esteban Gumucio, Sacerdote del Sagrado Corazón de Picpus, en proceso de beatificación, párroco en medio del pueblo que vivió una relación muy hermosa y cercana con Dios. Mujeres también, muchas de ellas anónimas: la iglesia popular en América Latina tiene rostro de mujer. Durante las grandes manifestaciones de octubre de 2019 y la pandemia, fueron ellos quienes celebraron las “ollas comunes”, esas comidas preparadas juntos gracias a la solidaridad de los vecinos de las favelas. La iglesia de la década de 1970 fue una iglesia de grandes personalidades. Hoy creo que la gran figura tiene que ser la comunidad. »

Alfredo Arjona

"Aficionado al tocino. Alborotador. Creador profesional. Practicante de Internet. Adicto a la música. Escritor total. Empollón empedernido de la cerveza. Ninja de la cultura pop".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.