El futuro incierto de la nueva constitución chilena

Chile está en el camino hacia el mayor cambio político en treinta años. O no. El viernes pasado, a última hora de la noche, tras un mes de movilizaciones sin precedentes, el Parlamento alcanzó un acuerdo que allana el camino para la redacción de una nueva constitución heredada de la dictadura militar. La noticia fue recibida inicialmente con euforia. Una semana después, los desacuerdos sobre la interpretación del acuerdo ponen en peligro su resultado.

Heredero de la dictadura

¿Interesado en este artículo?

No se pierda ninguno de nuestros contenidos diarios: suscríbase ahora para acceder a todos nuestros artículos, archivos y análisis.

Consigue un 30% de descuento en todas nuestras suscripciones hasta el 25 de diciembre

CONSULTAR OFERTAS

Buenas razones para suscribirse a Le Temps:

  • Consulta todo el contenido ilimitado en la web y aplicación móvil

  • Acceda a la edición impresa digitalmente antes de las 7 a.m.

  • Disfrute de privilegios exclusivos reservados para suscriptores

  • Accede a los archivos

Alfredo Arjona

"Aficionado al tocino. Alborotador. Creador profesional. Practicante de Internet. Adicto a la música. Escritor total. Empollón empedernido de la cerveza. Ninja de la cultura pop".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *