Cuba aprueba las primeras 32 pequeñas y medianas empresas privadas

Publicado en :

Esta primera luz verde llega diez días después de la aplicación de una reforma largamente esperada. Hasta ahora, la única forma de trabajar en el sector privado era ser autónomo.

El Ministerio de Economía de Cuba anunció el miércoles (29 de septiembre) que había aprobado las primeras 32 pequeñas y medianas empresas privadas y tres empresas públicas.

Después de años de espera que hicieron perder la esperanza a algunas personas, el gobierno comunista ha permitido la existencia de pequeñas y medianas empresas, que pueden ser públicas o privadas, y ha reactivado las cooperativas no agrícolas, que están paralizadas desde hace cuatro años.

Entre estas 32 primeras estructuras, 13 pymes son de producción de alimentos, 6 de fabricación, 3 de reciclaje y 3 de nuevas tecnologías. Y veinte de ellos son reconversiones de autónomos, que hasta entonces eran la única forma de trabajar en el sector privado.

En particular, en el contexto de la crisis económica, la creación de pymes podría ofrecer un marco legal más adecuado para estos autónomos, explica Stéphane Witkowski, presidente del Consejo de Orientación Estratégica del Instituto de Estudios Avanzados de América Latina. ” Por un lado, permiten la expansión a nuevas actividades en sectores considerados prioritarios como la producción de alimentos, el desarrollo local, la economía circular. Y eso también permite que cierto número de cubanos contraten trabajadores en condiciones más flexibles, sabiendo que subsisten ciertas limitaciones, especialmente todo lo relacionado con la importación-exportación a través de estructuras estatales, dado que por otro lado el acceso al financiamiento es todavía muy difícil. El préstamo bancario en particular, pero también está relacionado con el contexto geopolítico, el embargo y el sistema de medidas establecido y vigente por la administración Trump. ».

En Cuba, las empresas privadas habían desaparecido en 1968, cuando Fidel Castro comenzó a adoptar el modelo soviético de gobierno y nacionalizarlas. Pero había que revertir la desaparición del bloque comunista y, a partir de 1990, permitir la mano de obra privada, la inversión extranjera y la apertura al turismo internacional.

« Por lo tanto, el gobierno considera al sector privado como una de las palancas del desarrollo económico, aunque la empresa pública sigue siendo la piedra angular de la economía cubana. “, dice Stéphane Witkowski.

► Lea también: Cuba permite la creación de pymes privadas

Roldán Fallas

"Pionero del café amigable con los hipsters. Creador amigable. Analista galardonado. Escritor. Erudito de la comida. Adicto a la televisión. Ninja de Internet".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.