Capitán Pastene, un Pavullo en el corazón de Chile donde se come borlenghi y tortellini

En un rincón remoto del mundo, escondido de la vista y la imaginación geográfica de la mayoría, América Latina es un pequeño grupo de casas, bajo los cuales se alzan techos y suculentos aromas de polenta y prosciutto, cálidos olores de tortellini en caldo y ese chisme en un lengua plagada de dialectismos modeneses.

El pequeño grupo de casas se une luego a una red de calles bien señalizadas que llevan el nombre de los grandes de la literatura, la prosa y la poesía italianas, una escuela, una iglesia con un campanario blanco en un lado y dos bonitas plazas, una circular y un bullicioso sonido de fuentes danzantes.

El pequeño grupo de casas lleva el nombre -por las referencias a la aventura y la aventura del mar- de Capitán pasta, caserío de Lumaco, pueblo del sur profundo de Chile, fruto del encuentro de familias migrantes modenesas de principios del siglo XX con las poblaciones mapuche y criolla: una tierra prometida de engaño, anhelada, lograda y construida con la esperanza de un futuro próspero. Desde el año 2000 existe una asociación con Pavullo nel Frignano, una aldea de Módena de donde procedían las familias inmigrantes.

Capitán Pastene, el “Pabellón Andino”: una historia de migración

El dos de febrero de 1904, un grupo de familias de los municipios de Pavullo, Zocca, Montese y Guiglia en Módena zarparon del puerto francés de Pallice Rochelle desde “Oruba” a bordo de un vapor de la “Pacific Steam Navigation Company” que lleva el nombre. , quienes parten hacia Chile con la promesa de comprar los terrenos de cultivo que se les destinan.

Tras un mes de navegación, llegan a su destino el 10 de marzo, pero lo que encuentran ante ellos no es más que una tierra baldía y sin cultivar, una tierra por construir sobre los cimientos más profundos, lejos de las fastuosas promesas de prosperidad que les prometían. por los empresarios hermanos Ricci.

Vanga en mano, los pobladores modeneses fundaron tanto en la fisicalidad del territorio como en la formación de una comunidad inclusiva e integrada con las etnias criolla y mapuche, que será formalizada en 1907, tres años después de la gran migración, por el Presidente de la República de Chile se inauguró Capitán Pastene.

Capitán Pastene: geografía de un territorio

Alrededor de Piazza Verdi se levantan los primeros edificios proyectados por Capitàn Pastene: la sede de Carabineros, la casa de los empresarios Ricci, un hotel destinado a albergar a los empresarios de la colonia, se encuentra la “Casa Consistorial” que alberga la administración de la colonia, la escuela pública para 300 alumnos, el molino de vapor, el Gran Almacén, la estación de teléfonos públicos y el cementerio. Unos años más tarde se construye el camino de conexión a Lumaco (del cual Capitán Pastene es una fracción), el acueducto, los puentes y los canales de drenaje. Iniciada en 1907, la vía férrea que une Los Sauces, Lumaco y Capitán Pastene se completó en 1918 (la primera locomotora fue bautizada como “Nahuelbuta”, por el nombre de la sierra que dominaba la zona), pero en realidad el servicio regular no comienza hasta el año 1922

Y también las tradiciones modenesas, especialmente las gastronómicas, están migrando: tortellini, polenta, borlenghi, embutidos como el jamón curado, la coppa y el salami, las excelencias de la cocina modenesa se elaboran según las antiguas recetas y costumbres de la propia Módena. empacados, exportados y atesorados en todo Chile. Aún hoy, en Capitán Pastene se organizan todos los años festivales de castañas, jamones y pastas.

Capitán Pastene hoy

Hoy, Capitàn Pastene es un pueblo de dos mil habitantes donde la agricultura ha sido marginada, donde el turismo y el comercio se ganan la vida, donde los platos típicos de la cocina modenesa se consumen y exportan a todo Chile y, sobre todo, donde en el plato de Lumaco ( municipio del que es fracción Capitàn Pastene) se destacan las palabras “Comunidad Tricultural”, saludada por una bandera creada por la unión de las tres comunidades (modense, chilena criolla y mapuche) para representar el sancionar la integración entre los pueblos.

Esperanza Pardo

"Experto en café. Orgulloso fanático de los viajes. Pionero de las redes sociales. Ninja de la cultura pop. Fanático de los zombis. Experto en cerveza profesional".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.