Bachelet pide una política “no neutral” para sacar a las mujeres de su “invisibilidad”.

Dice que “hay mucho por hacer” y pide “más mujeres líderes”.

París, 19 de mayo (Cinktank.com) –

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió el jueves a los gobiernos que adopten políticas “no neutrales” para sacar a las mujeres de la “marginación” y la “invisibilidad”.

Bachelet, quien participó en un panel de discusión en un evento organizado por la Fundación Mujeres por África, dijo que “las mujeres no son discriminadas porque son más vulnerables biológicamente” sino porque “fueron marginadas porque no tenían acceso a hablar”.

“Los gobiernos deben incorporar en sus políticas medidas que no sean neutrales pero que reconozcan que existe un vacío ya sea en la ley o en la práctica o en la aplicación de la ley que otorga a las mujeres un poder y un rol que realmente nos permite liberar de la marginación, la discriminación y la invisibilidad”, argumentó.

“Para eso necesitamos más mujeres líderes, mujeres que hablen, más mujeres visibles”, explicó, antes de reconocer que “hay mucho por hacer”, señalando que “en cualquier proceso de crisis, en los actuales crisis múltiples, las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada”.

En ese sentido, defendió el hecho de que las mujeres son “inclusivas” y “tratan de asegurarse de que todo pueda ser parte de la solución”. “Sabemos sin duda que cualquier solución debe involucrar a todas las mujeres”, dijo, antes de pedir “un esfuerzo especial para integrar la interseccionalidad de las mujeres en cada acción que tomen los gobiernos y los parlamentos”.

“Las mujeres tenemos mucho en común, pero todas somos diferentes. Hay mujeres ancianas, mujeres jóvenes, mujeres con discapacidad, mujeres indígenas, mujeres rurales, mujeres de ciudad, mujeres educadas y sin educación, mujeres que tienen muchas oportunidades y otras que no tienen”, subrayó.

“No sabemos en general cuántas mujeres son, por ejemplo, viejas, pobres, discapacitadas, cuántas son tres o cuatro veces más discriminadas por todos estos factores, además de ser mujeres”, dijo Bachelet durante el evento. donde Graça Machel, Fundadora del Graça Machel Trust, Finda Koroma, Vicepresidenta de la Comunidad Económica de África Occidental (ECOWAS), Emanuela del Re, Representante Especial de la Unión Europea para el Sahel, y María Teresa Fernández de la Vega, Presidenta de la Fundación Mujeres por África (Fundación mujeres por África).

En este sentido, la Sra. Machel subrayó que era necesario “desarrollar estrategias y no sólo declaraciones sobre cómo llevar a las mujeres al más alto nivel político, económico, científico y cultural”. “Las mujeres necesitan estar en posiciones de liderazgo. Debe traer talento, experiencia y, lo que es más importante, un estilo de liderazgo que se centre más en el lado humano del liderazgo”, dijo.

La Sra. Machel, que fue Primera Dama de Mozambique y Sudáfrica y Ministra de Cultura de Mozambique de 1975 a 1989, reconoció “algunos avances en el frente político”, pero lamentó la falta de avances en la integración de las mujeres en la economía africana.

“No se reconoce el aporte (de las mujeres) a la economía porque trabajan principalmente en el llamado sector informal. Es como si nuestra contribución no existiera”, dijo, antes de pedir que se hagan esfuerzos para llevar a las mujeres a la “economía formal”. “No será solo por el bien de la causa. Necesitamos inversiones, estrategias y objetivos muy claros y medibles a lo largo del tiempo”, argumentó.

Sostuvo que “las economías y las naciones prosperarán” y subrayó que “esto no es un favor”. “Es de interés para nuestras naciones que las mujeres contribuyan a la economía formal”, dijo la Sra. Machel. Instó a las mujeres a tener acceso a fondos y habilidades para aumentar su papel en la economía.

Por su parte, la Sra. Koroma recordó que uno de los objetivos de la CEDEAO es mejorar “las condiciones socioeconómicas y culturales” de las mujeres, destacando que la organización “se centra en la protección de las mujeres y las niñas ante las “muchas presiones , que existe en los países que integran esta organización.

“Los líderes de ECOWAS han dicho que se esfuerzan por el bienestar de las mujeres y queremos que presionen para terminar con el sesgo de género y demostrar compromiso político para lograr la igualdad de género en todas partes”, dijo durante su discurso en el evento.

MUJERES DEMOCRACIA “VIDA”.

Del Re también dijo que a pesar de los “períodos críticos” que atraviesa el continente, hay “aspiraciones democráticas resilientes” en África, donde están surgiendo o consolidando “nuevas tendencias antidemocráticas o interpretaciones muy regresivas de la sociedad” en algunas regiones.

Recordó los recientes golpes de Estado en África Occidental y subrayó que “también hay oportunidades porque la sociedad civil es increíblemente vibrante y hay un gran interés en luchar por los valores democráticos”. “Las democracias funcionan. Incluso durante la pandemia se realizaron elecciones”, recordó.

Por eso, pidió recordar que “la democracia es de género”, diciendo que es “muy difícil” para las mujeres porque “están atrapadas en roles que no les permiten, ni sus capacidades ni sus potencialidades, expresarse”. “Hay instituciones tradicionales y sociales que impiden que las mujeres vayan más allá de su entorno social y vivan la democracia”, explicó.

“Cuando viven la democracia, la interiorizan y son testigos de lo que es muy difícil en muchas partes de África, a lo que debemos contribuir”, argumentó. “La UE está muy comprometida en esta área”, dijo, antes de enfatizar que el bloque está tratando de fortalecer la “gobernanza” en el continente.

Del Re señaló que en algunos países “falta el acceso a los servicios básicos” y que hay “estados que no funcionan o casos donde los grupos criminales están promoviendo un sistema de bienestar alternativo en zonas remotas o incluso en áreas urbanas donde la condición está”. indisponible”.

“La gente está atrapada entre el deseo de un Estado y soluciones que lamentablemente son temporales y no adecuadas para el crecimiento y desarrollo de la sociedad”, dijo, y reiteró que la situación de las mujeres es una “prioridad absoluta” para la UE.

“La UE está haciendo mucho, pero no es suficiente. Necesitamos coordinación con todos los recursos a nivel político. La CEDEAO, la ONU, la Unión Africana y la UE deben unirse más estrechamente. Hacemos mucho, pero a menudo no estamos coordinados”, se lamentó el Sr. Del Re.

Finalmente, la Sra. Fernández de la Vega destacó que “las mujeres tendemos puentes” y saludó el objetivo de la cumbre. “Lo hemos hecho toda nuestra vida. Construimos puentes dentro de nuestras familias, construimos puentes con nuestros amigos, construimos puentes a través de las fronteras, a través de creencias y culturas, a través de la geografía y la historia que no cuentan con nosotros”, dijo.

“Construimos estos puentes que son metafóricos pero que nos permitieron conocernos, comunicarnos y entendernos”, enfatizó. “Durante esta cumbre queríamos volver a encontrarnos, aunque nunca nos hemos separado, para fortalecer estos puentes”, dijo el presidente del Consejo de Estado.

“Al final del día, todos queremos paz, solidaridad, comprensión, respeto y reconocimiento”, dijo. “Queremos que se respeten los valores democráticos, en particular los de las mujeres”, dijo, antes de insistir en la necesidad de “abolir para siempre el patriarcado”.

Alfredo Arjona

"Aficionado al tocino. Alborotador. Creador profesional. Practicante de Internet. Adicto a la música. Escritor total. Empollón empedernido de la cerveza. Ninja de la cultura pop".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.